Estepa Patagonica

El chocon: Parque Jurasico


Fotos

Información

El Valle de los Dinosaurios En horario a designar, emprenderemos nuestro viaje al pasado, en donde nos remontaremos nada más que 100 millones de años atrás. En el camino, yendo por la ruta Nacional Nº 22 y todavía transitando por el presente, pasaremos por las ciudades de Plottier y Senillosa, que como las demás que conforman el Alto Valle, se dedican a la fruticultura. Más adelante, y ya circulando por la Ruta Nº 237 podremos observar la Planta de Agua Pesada, cuya función es justamente extraer agua, la cual se utiliza para el enfriamiento de reactores atómicos. A unos pocos kilómetros de allí, ya comenzaremos a retroceder en el tiempo para trasladarnos al hábitat en el que vivían los seres más grandes y voraces que hallan pisado éstos suelos. Ya llegando a la localidad de Villa El Chocón, visitaremos el imponente e inigualable Cañadón Escondido, en donde transitando por su interior, y bajo sus majestuosas paredes que alcanzan los 88 metros de altura veremos las diferentes eras geológicas que transcurrieron a lo largo de 100 millones de años. Allí también podremos observar huellas de dinosaurios, entre otras impresionantes atracciones. Luego de aproximadamente una hora y media de caminata, procederemos a visitar el museo de sitio de las Huellas de Dinosaurios, el cual se sitúa en la rivera del Lago Exequiel Ramos Mexía. Este majestuoso espejo de agua, tiene una superficie de 816 Kilómetros cuadrados. Luego nos trasladaremos hacia la Villa El Chocón, pintoresca colonia que fue impulsada en la década del 60 a partir de la construcción de la Represa Hidroeléctrica "Chocón Cerros Colorados" a fines de la década del 60. Visitaremos el Museo Paleontológico Ernesto Bachman, en donde podremos contemplar la magnitud del dinosaurio carnívoro más grande del mundo encontrado hasta la actualidad, el Giganotosaurus Carolini. Más tarde y ya finalizando con nuestro circuito recorreremos La Represa Hidroeléctrica, construida con el fin de generar riego para 650.000 ha, generar energía para gran parte del país y para atenuar las crecidas del Río Limay. De allí emprenderemos el regreso y finalizan nuestros servicios. La Margen Sur Alrededor de las 8:30 Hs, emprendemos desde el lugar acordado, un viaje a través del tiempo, donde siguiendo un largo y polvoriento camino, disfrutaremos una experiencia fantástica, observando como la historia y los movimientos tectónicos modificaron el relieve de esta porción de la Patagonia, hasta formar uno de los valles mas fértiles del mudo. Lo primero será una apasionante navegación, que consiste en cruzar el ancho y caudaloso Río Negro a bordo de una balsa que traslada también a nuestro transporte, para depositarnos en La Margen Sur, e iniciar de esta manera nuestro fascinante recorrido, el cual nos llevará a la par del río y nos mostrará desde los balcones, la confluencia de los ríos Neuquén y Limay, también veremos la influencia de la mano del hombre en la formación de chacras y ciudades que contrastan con la paz y desolación de nuestra estepa y meseta. Mas adelante, nos encontramos con Las Perlas, un caprichoso pueblito, que como un reto, se entre mezcla con las bardas y será, quien nos despida de la civilización, ya que, a partir de este lugar, emprenderemos la búsqueda del Anfiteatro majestuoso e imponente con 100 millones de años que cuentan su historia, en medio de un desolador paisaje lunar, estos acantilados, forman parte de un gran movimiento tectónico, que data del periodo Cretácico, donde podremos interpretar como era la tierra en aquel momento y los cambios que fue sufriendo el planeta hasta llegar a lo que hoy podemos observar, este paseo nos mostrara también como la erosión de grandes factores como el viento y el agua, abrieron surcos en la tierra o con mas exactitud cuatro cañadones que dan forma o simulan en impresionante anfiteatro y de esta forma nos permitirán observar caminando entre sus paredes, uno de los más importantes yacimientos de fósiles, de animales terrestres y marinos, que formaban parte de la población del lugar, millones de años atrás. Una vez finalizado este paseo, seguiremos el recorrido, hacia el bosque petrificado Puesto Carus, donde podremos visualizar grandes ejemplares de árboles que formaron parte de la vegetación del pasado, los que fueron sufriendo un proceso de petrificación, mantuvieron su forma y tamaño intacto formando de esta manera otra de las riquezas dispersas en nuestra Margen Sur. De esta manera vamos finalizando nuestro paseo, aun nos queda un largo regreso, el cual nos permitirá, ver seguramente la rica fauna y flora que forman parte de nuestro paisaje patagónico



Conozca este lugar

Si esta interesado en conocer este lugar, contactenos así podremos realizar un paquete a su medida.




Send this to friend